20 mar. 2010

Martín Buscaglia - Temporada de Conejos

Lovemonk , Bizarro, LAL; Uruguay 2009


El bajo no cesa de funkear. Todo el tiempo. La gama de instrumentos es increíblemente amplia, cabiéndole al disco desde percusiones latinas y chingaderas de cuerda caribeñas hasta sintetizadores análogos y vocoders. Aún no decido si este montevideano está rapeando o cantando; pero lo que es brutalmente claro es la extravagante mezcla, con sonidos y voces que salen de lugares en donde ignorabas que tenías bocinas.

El uso que Martín Buscaglia hace de la melodía provoca que de pronto pienses que es una copia de Emilio José, pero este tipo ha estado produciendo discos por más de diez años. Y helo que llega aquí con una aproximación madurísima e inteligente al pop. Exactamente el tipo de grabación que encanta a los críticos de música blogueros y que yo usualmente odio, pero que en esta ocasión tiernamente me sedujo.

Cuando hablo de música, siempre insisto en cuánto me irrita la “música divertida”. Así, y manteniendo el personaje de intelectual que interpreto, no me agrada gran cosa el pop. Y Temporada de Conejos justamente es un disco de pop y es gracioso... pero no es divertido. Martín recurre a un muy oscuro y astuto humor para sus letras. Al escuchar el álbum, ten cerca una libreta, ya que podrás obtener frases pegajosas como para cien tuits o unos dos meses de estados de Facebook, dependiendo de tus preferencias creativas para redes sociales. Saludos a Yoko Ono, atravezamientos de semitonos, Cosmo Kramer como disc jockey, corceles oxidados y, en una rola llamada Spam, un impresionante catálogo de pornografía que haría que al Padre Maciel le diera penita. Y por supuesto: recurrentísimos usos del tradicional aullido michaeljacksonero.

Guso: 9.0


Reacciones:

0 comentarios: