22 abr. 2010

Rafael Toral-Wave Field (1995)

Si bien la portada del disco es un homenaje al mejor disco de los 90's, el Loveless de My Bloody Valentine, no esperen una continuación ni un tributo al sonido de la banda inglesa. La obra del portugués comparte, eso sí,un uso de la guitarra que vaya más allá de los límites tradicionales de melodía, armonía y ritmo.

Rafael Toral usa la guitarra para componer dos largas piezas (el tercer track es un radio edit) que hacen pensar en un Metal Machine Music de Lou Reed pero un plan introspectivo y contemplativo y en donde, la violencia de armónicos del niuyorkino, se traslapa por la belleza de los cambios de timbre que provocan las manipulaciones del feedback que hace Toral.
Si algo le puedo reprochar a este trabajo, que por otro lado es considerado como parte del canon del género en la década de los 90's, es lo excesivo del primer track. Demasido extenso para mi gusto. Fuera de esto, estamos ante una música etérea, fríamente hermosa, como el sonido que podrían hacer partículas vibratorias en una espacio vacío. Si quieren un poco de referencias piensen en el mencionado trabajo de Lou Reed, en los trabajos proto-New Age de Tangerine Dream, en los largos intros drónicos de guitarra de los primeros discos de Ash Ra Temple o en los discos ambient de Brian Eno.
Rarael Toral se dio a conocer a nivel mundial con este material y desde entonces a hecho una carrera en el ámbito de la música culta comtepórenea con un sonido que él llama "post-free jazz-electronic music." En los últimos años ha dejado atrás el trabajo en drone y electronica y se ha avocado al Space Program, una plataforma de colaboración entre músicos en donde busca aplicar la tecnología al jazz más libre. Hace unos días tocó con Sonic Youth en Barcelona. Y como decía Sun Ra "Space is the Place"



intravenoso: 9.0
Reacciones:

0 comentarios: